Cómo se realiza una inspección técnica de edificios con drones

Cómo se realiza una inspección técnica de edificios con drones

A medida que los drones han evolucionando, nuevas funcionalidades se han incorporado para su uso profesional. Uno de los trabajos que se han visto beneficiados por el potencial de los drones es el de la inspección técnica de edificios.

La posibilidad de hacer volar estos dispositivos de manera rápida y sencilla permite hacer un rastreo más completo y con imágenes a tiempo real. En los últimos tiempos hemos visto avances tecnológicos para agilizar esta tarea, especialmente la inspección térmica de alta resolución.

Uso de tecnología térmica combinada con drones para inspecciones aéreas

Con el objetivo de mejorar las capacidades de los drones a la hora inspeccionar edificios, la tecnología térmica no evitará que se necesiten personas en el proceso, pero sí se reducen los costes y se satisfacen en mayor medida las necesidades de los clientes.

Pero los datos de la inspección térmica no valen nada por sí mismos. Se han de cotejar con las imágenes que toman las cámaras de alta definición y datos de otro tipo que se recogen. De esta manera, se tiene un mejor conocimiento del techo del edificio a inspeccionar y se reducen las inexactitudes. Así se puede hacer una análisis más minucioso que permita evaluar el verdadero estado del edificio y problemas que pueden atajarse a tiempo.

A la hora de inspeccionar edificios antes no se podían apreciar todos los daños potenciales, un proceso que además se ha agilizado, lo que permite reducir el gasto en reparaciones muy costosas. Sin duda, esta precisión es imprescindible si se quiere hacer una evaluación correcta, y los drones se han convertido en el aliado perfecto para esta labor.

Como sucede en otros ámbitos, la seguridad tiene total prioridad y los procesos de inspección tradicionales dejaban en el aire problemas tan graves como posibles fugas, desagües defectuosos, etc. Al hacer un estudio radiométrico de la temperatura del edificio se pueden conocer sus características más detalladamente, y así evaluar los factores de preocupación con mayor precisión.

Hasta hace no mucho tiempo, las inspecciones técnicas de edificios se llevaban a cabo de forma manual, lo que daba lugar a posibles errores de apreciación subjetiva, mientras que el uso de drones, cámaras HD y herramientas de inspección térmica permite aglutinar mayores volúmenes de información y, por tanto, permite un análisis más exhaustivo del edificio.

En definitiva, las mejoras tecnológicas se traducen en una mejor previsión de riesgos y una reducción en las cantidades destinadas a reparaciones. Aerial Productions está especializada en inspecciones aéreas de todo tipo, así que no dudes en contactar con nosotros si quieres contar con tecnología de última generación y pilotos experimentados.


(Imagen: sUAS NEWS)