¿Dónde se puede volar un drone según la nueva ley de drones 2018?

¿Dónde se puede volar un drone según la nueva ley de drones 2018?

La ley de drones que se viene implantando desde principios de año ha abierto un nuevo paradigma tanto para aficionados como profesionales de los drones. En un mundo tan incipiente como este, donde la tecnología avanza a pasos agigantados, por parte de la administración era necesario regular el uso de drones, y por eso el pasado 15 de diciembre se promulgó el Real Decreto 1036/2017.

El vuelo del drone y su normativa

Este decreto actualizaba la legalidad vigente desde 2014, que impedía pilotar en espacio aéreo controlado. De todas formas, para preservar la seguridad y la integridad de personas y edificios, se han establecido una serie de parámetros y restricciones para que el vuelo en ese espacio sea controlado. Por ejemplo, independientemente de cuáles sean las características y capacidades de los drones, estos no deberán ascender a más de 120 metros de altura. De esta manera, se reduce el riesgo de impacto con aviones, cuyo límite inferior de vuelo es de 150 metros.

Así mismo, todas aquellas personas que tengan intención de volar en espacio aéreo controlado deberán notificarlo con antelación para cumplir con todos los parámetros de seguridad. De esta manera, los controladores aéreos estarán avisados una vez se apruebe el requerimiento por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). De igual manera se procede con los vuelos BVLOS, en los cuales el piloto pierde el referente visual del drone y opera con el sistema Detect & Avoid, que no hace sino aumentar la seguridad del vuelo y la protección de la aeronave ante impactos potenciales. Eso sí, se debe tener en cuenta que en zonas urbanas nunca se podrá pilotar más allá del alcance visual del piloto.

Permiso para volar drones

Por otro lado, esta ley no obliga a sacarse la licencia de piloto a cualquiera que quiera hacer volar un drone, sino únicamente a quienes vayan a utilizarlo como actividad profesional. En ese caso, sí que es necesario pasar unas pruebas prácticas y teóricas, además de aportar un certificado médico, de forma similar a lo que requieren para expedir el carné de conducir de coches.

De todas formas, en caso de que requieras pilotos profesionales para realizar trabajos concretos, te recomendamos que contactes con nosotros. Aerial Productions es una empresa de drones con licencia y una dilatada experiencia en el sector y trabajamos de forma personalizada para operar en base a las necesidades del cliente y las características del proyecto.

En cuanto a vuelos recreativos, el drone no puede acercarse a menos de 8 kilómetros de un aeródromo o aeropuerto, y siempre con condiciones meteorológicas favorables. Esto puede ver alterada una planificación inicial, pero siempre se recomienda no pilotar drones con mal tiempo o mucho viento ya que aumentan las probabilidades de impacto y accidente.

Independientemente de cuáles sean las características de la aeronave y la capacitación del piloto, siempre se requerirá la autorización de AESA para realizar vuelos nocturnos, así como añadir dispositivos que aseguren la visibilidad del drone en la noche, como pintura o luces adecuadas.

En definitiva, la nueva legislación amplía las posibilidades del vuelo con drones, tanto a nivel profesional como recreativo, pero siempre teniendo en cuenta y cumpliendo los diferentes estándares de seguridad.