España, el paraíso de los drones

España, el paraíso de los drones

A nadie se le escapa ya que los drones se están convirtiendo en una de las tendencias con más futuro del momento. Su tremenda versatilidad y el poder de la tecnología asociada (cámaras de alta definición, GPS, etc.) les permiten adaptarse a diferentes sectores, por lo que su potencial es enorme. Por ello, los países se están intentando adaptar a esos avances modificando las legislaciones vigentes en términos de espacios aéreos, y en ese sentido España quiere estar a la vanguardia de Europa y el mundo entero, como bien demuestra la presentación del Plan Estratégico para el Desarrollo de Drones.

¿Qué es el Plan Estratégico para el Desarrollo de Drones?

El Ministerio de Fomento ha presentado una hoja de ruta para que el sector de los drones esté plenamente regulado y así optimizar y maximizar todas las opciones, tanto en uso como en explotación comercial. Se espera que el número de drones siga en aumento y se da la cifra de 53500 drones para el año 2050 (en la actualidad hay unos 4200). Sin duda, hacer predicciones a 30 años vista es bastante arriesgado, especialmente conociendo el ritmo al que crecen este tipo de tecnologías y cómo la sociedad puede acogerlas o desecharlas en cuestión de segundos, pero está claro que la apuesta del Gobierno de España es clara y la inversión pública siempre asegura cierto colchón económico.

Quienes piensan que los drones vienen a quitarnos trabajo, están equivocados: se estima que en 2050 habrá un total de 11 mil puestos de trabajo asociados al sector de los drones. Por ello, desde aquí recomendamos subirse al barco de un sector tan incipiente y formar parte de los pioneros en aprovechar todos sus beneficios. Las empresas especializadas como Aerial Productions podemos aportar un punto de visto diferente, nunca mejor dicho, y dotar a tus servicios o productos del componente de diferenciación que te haga distinguirte de la competencia.

Ya estamos viendo la gran variedad de sectores que pueden abarcar los drones: topografía, ganadería, minería, inspección de obras… Esto no ha hecho más que empezar, y ya podemos comprobar que otros ámbitos como las telecomunicaciones, los servicios de paquetería o los taxis drones tienen grandes opciones de futuro. Para ello, la relación con la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) será crucial, ya que es la encargada de autorizar el impacto de los drones en cuanto a seguridad, especialmente por la noche o en lugares con edificios cercanos.

España es el tercer país europeo en el uso de drones y tiene previsto en un auténtico referente. Lógicamente, aún lejos de los grandes fabricantes como son China y Estados Unidos, pero con un gran potencial y la mirada puesta en incorporar una utilización más extendida de los drones tanto a nivel laboral como recreativo.


(Imagen: alicante.es)