Utilización de drones para optimizar el cultivo

Utilización de drones para optimizar el cultivo

Aunque todavía existe un sector de la población que concibe los drones como un mero dispositivo recreativo, la verdad es que el paso de los años ha ido aumentando sus aplicaciones y hoy en día permite mejorar las condiciones de trabajo en sectores muy variados.

Uno de los ámbitos en los que más se aprecia la utilidad del dron es la agricultura. La posibilidad de tomar fotografías o hacer un seguimiento a tiempo real desde el aire permite tener un mayor y mejor control sobre los terrenos de cultivo, y por eso se ha creado el proyecto llamado “Herramientas para la selección asistida por marcadores en programas de mejora de trigo a escala nacional e internacional: adaptación al cambio climático y calidad industrial”.

En busca de la mejor variedad de trigo

El impacto del cambio climático sobre el medio ambiente es cada vez más evidente y está teniendo una incidencia creciente en el sector agrícola. Por ello, en la cuenca del Mediterráneo se está investigando cuál puede ser la mejor manera de cultivar una variedad de trigo que pueda resistir al estrés hídrico de la zona.

En ese proceso, la tecnología juega un papel crucial para agilizar tiempos y reducir costes. Se realiza un estudio exhaustivo a todo lo que tiene incidencia directa con el éxito del cultivo de trigo, como puede ser la fenología, los componentes de cada variedad o el impacto que tiene la mayor o menor cantidad de agua en la zona. Evidentemente, existen zonas de la cuenca mediterránea donde los recursos hídricos son cada vez menores, y no parece que eso vaya a cambiar en un futuro cercano.

Resolver un problema medioambiental

La labor de los drones se antoja crucial para atajar el problema lo más rápido posible. La toma de fotografías aéreas servirá para tener un conocimiento más preciso de la zona y del rendimiento de las tierras, y es que las cámaras térmicas y multiespectrales tienen un gran potencial al combinarlas con los drones de última generación.

En Aerial Productions tenemos experiencia en este tipo de proyectos y somos conscientes de la importancia que tiene la tecnología de vanguardia cuando la unes con los drones. La agricultura trabaja con grandes extensiones de terreno que no siempre son fáciles de controlar, por ello las cámaras térmicas con las que se rastrea la zona permiten hacer un trabajo de predicción más efectivo. En este caso en concreto, ayudarán a saber cuáles son las variedades de trigo que ofrecen una mayor productividad en lugares de los recursos hídricos escasean.

Se espera que este proyecto mejore el rendimiento de unas tierras castigadas por el efecto del cambio climático. Un nuevo caso en el que vemos cómo los drones se adaptan a las necesidades de un sector que debe recurrir a la tecnología para poder hacer su trabajo de forma más eficiente.


(Imagen: IRTA)